¿Se puede trabajar por proyectos en Educación Infantil?

Por María Jesús Viviani

En general, el trabajo con niños y niñas de educación parvularia, especialmente los más pequeños, se basa en la organización de diversas actividades de aprendizaje que no necesariamente están relacionadas entre sí. Por ejemplo, en la primera actividad de la mañana contamos un cuento sobre cómo hacer nuevos amigos, más tarde hacemos una actividad de matemáticas con bloques, luego visitamos el huerto para regar las zanahorias y en la tarde dejamos un tiempo libre para jugar en centros o rincones.

Todas estas actividades son apropiadas para la edad de los niños y están abordando objetivos de aprendizaje relevantes, sin embargo, no necesariamente tienen sentido para ellos y dejan de lado la integración o conexión que pudiera existir entre las experiencias.

Para solucionar este problema, distintos autores como Lilian Katz y Sylvia Chard (1992), y enfoques como la pedagogía Reggio Emilia, han propuesto una nueva forma de trabajar, basada en proyectos, que implica la organización de las actividades a partir de un tema de interés, que surja de los mismos niños y niñas. 

¿De qué se trata el aprendizaje basado en proyectos?

El enfoque de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) es una manera diferente de trabajar los objetivos del currículum. Implica la realización de una serie de experiencias basadas en una idea o tema inicial, que puede llegar a durar uno, dos o tres meses.

Este método de proyectos NO ES TRABAJAR POR TEMAS. Es decir, NO SE TRATA de poner un tema como “la primavera” o “el mes del mar” y trabajar en torno a ese tema. En cambio, esta metodología comienza con la observación detenida de lo que los niños y niñas hacen y dicen, para luego negociar con ellos un tema de interés, sobre el cual se trabajará.

¿Cuáles son las etapas de esta metodología?

El primer paso es escoger el tema. Se trata de un tema interesante para los niños y niñas, que nazca a partir de ellos y sus experiencias personales. Además, debe ser lo suficientemente “rico” para poder trabajar muchos objetivos de aprendizaje de diferentes formas, por un tiempo más o menos largo. Algunos ejemplos de temas pueden ser: el agua, los gatos, las guaguas. La idea es que se genere a partir de lo que los niños y niñas traen al jardín, como por ejemplo el nacimiento de algún hermano/a , la llegada de una nueva mascota, el interés por la lluvia o por el agua cuando se lavan las manos, etc. Los adultos deben estar muy atentos y escuchar con atención lo que los niños y niñas dicen, preguntan y hacen, para poder identificar estos temas.

La segunda etapa corresponde a la exploración. Se introduce el tema a los niños/as y se generan preguntas e ideas que se quiere investigar, relacionadas con el tema. Por ejemplo, los niños/as pueden estar interesdos en cómo nacen los gatos, en cómo se forman las burbujas o en los cuidados que debe tener una guagua recién nacida. En esta etapa el equipo educativo registra cuidadosamente (escribiendo, con fotos o videos) las reacciones de los niños/as, las preguntas, comentarios e ideas.

Una vez que se exploraron las preguntas e ideas iniciales, sigue la etapa de organización. En este momento las ideas se organizan para poder trabajarlas en profundidad, a través de experiencias diversas. Por ejemplo, la lectura de cuentos respecto al agua, la exploración de burbujas, recipientes con agua para explorar las características del líquido, con objetos que flotan, se hunden, absorben agua, ver videos sobre el mar, exploran distintos animales que viven bajo el mar como peces o moluscos, entre otras muchas actividades.

Durante las experiencias el equipo educativo y los niños y niñas van registrando a través de dibujos, fotos, videos, mapas, etc. lo que van haciendo y aprendiendo. Se comparten soluciones, respuestas y emociones. Y se comparan las ideas iniciales que los niños/as tenían respecto al tema, con las nuevas ideas que van aprendiendo. Las experiencias de cada día se organizan a partir de lo que aprendiedon el día anterior.

Finalmente, la última etapa del proyecto es el resumen y comunicación de los resultados. En la que se hace una evaluación sumativa de todo lo que ha ocurrido y se muestra lo trabajado no solo a los niños y niñas sino a los demás miembros de la comunidad como las familias y los niños  de otros niveles.

Más información:

Proyectos en Educación Parvularia

Sarceda-Gorgoso, C., Fernández, V., Denís, R. (2015) El trabajo por proyectos en Educación Infantil: aproximación teórica y práctica.

Aprendizaje por proyectos en Educación Infantil 

Ejemplos de proyectos:

Proyecto “Viajamos”

Proyecto “El polo norte”

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s