Una mirada al desarrollo de los niños

Imagen

Breve descripción

Este es un resumen de los principales hitos del desarrollo de los niños en sus diferentes etapas hastas los 5 años. Está basado en un documento entregado por el gobierno británico a las educadoras de párvulos, quienes con esta información pueden organizar su práctica y comprender los principios que la guian.

Etapas del desarrollo de los niños

Todos los niños son diferentes y de desarrollan a distintos ritmos. Además, un mismo niño no se mueve de una etapa a otra bruscamente, y no lo hace al mismo tiempo en todas las áreas del desarrollo. Sin embargo, hay algunos pasos importantes que los niños dan al crecer y desarrollarse que serán explicados a continuación, pero, por las razones antes mencionadas, las descripciones de las etapas que se presentan están traslapadas.

1. Desde el nacimiento a los 11 meses

Durante este período el desarrollo físico ocurre rápidamente y los bebés son cada vez más capaces de controlar sus músculos. Además, desarrollan habilidades motoras en sus manos, pies, brazos y cabeza, pudiendo, en un corto tiempo, tomar y manipular objetos.

Los niños están constantemente aprendiendo, desde el momento en que nacen. Incluso antes de pronunciar su primera palabra ya conocen mucho sobre cómo funciona el lenguaje y específicamente su lengua materna, gracias a estar escuchando a la gente hablar, sobre todo cuando conversan con ellos mismos acerca de su vida diaria.

Un cuidado que responda a las crecientes necesidades emocionales e intelectuales de los bebés, ayuda a crear relaciones de apego seguras con personas especiales como los padres, los miembros de la familia y las educadoras. Rutinas regulares pero flexibles ayudan a los niños a adquirir un cierto sentido de orden en el mundo y así a ser capaces de anticipar eventos .

Una amplia variedad de experiencias, que involucren todos los sentidos, estimula en los bebés el aprendizaje y el interés por el ambiente.

2. Desde los 8 a los 20 meses

A medida que los niños van aumentando su movilidad, se abren nuevas oportunidades para la exploración y el ejercicio. Un ambiente seguro e interesante, con materiales apropiados a la edad, ayudará a los niños a desarrollar curiosidad, coordinación y habilidades físicas. Durante esta etapa los niños comienzan a aprender a autocontrolarse y a relacionarse con otras personas.

Las personas con las que los niños tienen relaciones positivas pueden ejercer una gran influencia en el desarrollo social y habilidades cognitivas.

Comienzan a desarrollar sus habilidades comunicativas, lo que les permite expresar sus sentimientos y necesidades.  Además del lenguaje no-verbal los niños aprenden unas pocas palabras simples para describir las cosas y la gente que los rodea.

Con la estimulación y mucha interacción con los adultos a su cargo, el niño aumenta sus habilidades de comunicación y su vocabulario se expande muy rápido.

3. Desde los 16 a los 26 meses

En esta etapa los niños en general tienen mucha energía y necesitan apoyo para guiarla. Las habilidades físicas y motoras crecen aceleradamente y los niños necesitan tiempo tanto para ejercitarse activamente como para actividades tranquilas. Jugar con otros niños es una nueva área muy importante para el apredizaje que comienza en esta etapa. Esto ayuda a los niños a entender los pensamientos y sentimientos de otras personas, y aprenden también a cooperar y compartir.

Junto a la exploración los niños van construyendo un sentido de autoconfianza, conocen sobre los límites y aprenden a manejar la frustración.

Jugar con juguetes de encaje estimula el desarrollo del pensamiento y resolución de problemas, además de la planificación de su actuar. El juego de roles es también una importante fuente de aprendizajes de todo tipo.

Los adultos en esta etapa son cruciales para entregar al niño seguridad y confianza.

4. Desde los 22 a los 36 meses (2 – 3 años)

En este período se desarrollan con más intensidad las destrezas motoras finas y los niños disfrutan haciendo marcas, símbolos y dibujos, con una gran variedad de materiales. Tambien disfrutan mucho de mirar imágenes y escuchar historias. Todos estos son pasos muy importantes en la alfabetización inicial.

Si los adultos son lo suficientemente apoyadores, los niños desarrollan cada vez más su autonomía e independencia, comenzando por ejemplo a comer, vestirse e ir al baño solos. Valorar estos nuevos aprendizajes ayuda a los niños a construir un autoestima positiva.

Durante esta etapa, el lenguaje de los niños se desarroll rápidamente y en general son capaces de organizar frases de una manera adecuada. Conversar con los niños es la mejor forma en la que ellos aprenden nuevas cosas y comienzan a pensar en el pasado, el presente y el futuro.

Desarrollar habilidades físicas implica que los niños tengan oportunidades para caminar, trepar y correr, además de involucrarse como adultos activamente en estos juegos.

Este es un momento importante para aprender sobre los riesgos y los límites de seguridad.

5. Desde los 30 a los 50 meses (2,5 – 4 años)

Crece el interés por el juego de roles y de construcción, los que ayudan a los niños a desarrollar habilidades sociales como compartir y cooperar.

En esta etapa los niños aprenden también a ayudar a los adultos en las actividades diarias, estableciendo un balance entre la propia independencia y acceder a los deseos de otros.

Todavía en esta etapa los niños necesitan la seguridad y confianza de adultos especiales, por lo que las relaciones cercanas y acogedoras con quienes los cuidan y educan, forman la base para muchos aprendizajes.

Durante este período, los niños se vuelven más conscientes de su pertenencia a una comunidad y su rol dentro de ella.

La alfabetización y el aprendizaje de los numeros se desarrolla rápidamente con el apoyo de una gran variedad de materiales y actividades.

El lenguaje es ahora mucho más complejo, ya la mayoría utiliza oraciones largas para expresarse. Las conversaciones con adultos se vuelven una fuente aún más importante de nueva información y nuevos aprendizajes.

6. Desde los 40 a 60 meses (3.5 – 5 años)

Durante esta etapa los niños desarrollan un sentido de identidad mucho más fuerte, siendo conscientes de su lugar en el mundo más amplio. Comienzan a reconoce la importancia de las reglas sociales y las costumbres, a mostrar mayor tolerancia con otros, aprendiendo tambien a controlar su propio comportamiento.

Aprender y jugar en grupos pequeños ayuda a desarrollar habilidades sociales.

Los niños comienzan a planear más sus acciones y a tomar más riesgos, utilizando diversos materiales.

Durante este período los niños aprenden mejor en actividades compartidas con otros niños y con adultos.

La alfabetización se sigue desarrollando, junto con la resolución de problemas, el razonamiento y habilidades matemáticas.

Los niños comienzan a entender las relaciones de causa y efecto, estimulados por la introducción a nuevos materiales y equipos tecnológicos.

Aquí puedes encontrar el documento completo para descargar: eyfs_res_cards_00012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s